Alzar la voz contra la violencia de género

Junto con el colegio Santísimo Sacramento y el Centro Universitario Don Bosco, la Escuela Profesional Don Bosco estamos aquí reunidos con un propósito claro y contundente: alzar la voz contra la violencia de género, un mal que afecta a nuestra sociedad. En este espacio de aprendizaje y crecimiento, somos más que miembros de una comunidad educativa; somos agentes de cambio.

La educación es la herramienta más poderosa para cambiar las cosas y nuestra arma para derribar barreras y construir un mundo donde la igualdad prevalezca. Cada uno de nosotros y nosotras tenemos el poder de marcar la diferencia y construir una sociedad justa e inclusiva. Ya lo decía Don Bosco: “De la sana educación de la juventud, depende la felicidad de las naciones”.

Violencia de género

Recordemos que la violencia de género tiene varias formas de manifestarse. Es nuestra responsabilidad desafiar los estereotipos de género y promover el respeto mutuo. En este día, reafirmemos nuestro compromiso con la igualdad, celebrando nuestras diferencias y reconociendo el valor inherente a cada ser humano.

Hablemos de consentimiento, de respeto, de la importancia de escuchar y comprender. Cultivemos un ambiente donde todos y todas se sientan seguros, libres de prejuicios y discriminación. No permitamos que la violencia de género perdure en ninguna forma.

Que este acto sea un recordatorio de que juntos, como comunidad educativa, podemos contribuir a un cambio positivo, donde la equidad sea la norma y la violencia sea solo un recuerdo lamentable del pasado. ¡Hagamos la diferencia, hoy y siempre!

Pasillo de las lágrimas

Equipo de la Escuela Profesional Don Bosco